El pasado 10 de agosto, entraron en vigor las medidas de sostenibilidad, ahorro y eficiencia energética adoptadas por el gobierno español

Éstas, han sido propuestas entre otros motivos, para poder reducir la actual dependencia de fuentes de energía no renovable, como sería la del gas natural.

El decreto ley impulsado por el gobierno del estado y publicado en el BOE (BOE-A-2022-12925), tiene como medida principal, la limitación de la temperatura del aire acondicionado a 27 grados durante el verano, y la calefacción a 19 grados durante la temporada de invierno, con la clara intención de reducir sustancialmente la factura de la luz de hogares y comercios, y alcanzar los objetivos marcados por Bruselas.

Estas medidas tienen que ser aplicadas en el interior de cualquier tipo de local comercial, oficinas, vestíbulos y espacios similares. También son obligatorias para la administración pública, espacios culturales y estaciones de transporte público. Por el contrario, no es de obligado cumplimiento en espacios privados, escuelas, gimnasios, peluquerías, centros sanitarios o dentro de los medios de transporte, como tampoco es necesario aplicar las limitaciones a los puestos de trabajo donde los trabajadores están en continuo movimiento.

Sin embargo, la actual ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, afirma que la medida seguirá siendo efectiva durante todo el año. Según los cálculos realizados por el ministerio, cada grado de más en el caso del aire acondicionado, y de menos en el de la calefacción, supondrá en el establecimiento un ahorro del 7% del consumo.

Con un plazo programado hasta noviembre de 2023, el gobierno de Pedro Sánchez, prevé cumplir con el compromiso europeo de reducir al máximo la preocupante dependencia del gas ruso frente a la posibilidad de un corte definitivo del suministro.

Sin embargo, mientras que el ahorro comprometido con la Unión Europea es del 7%, el Ministerio de Transición Ecológica estima conseguir con esta primera tanda de medidas, un ahorro aproximado del 4 y el 5%.

Medidas a tomar por parte de los establecimientos

Hasta el 2 de septiembre, los recintos estarán obligados a mantener la temperatura de sus interiores a 27 grados, ya informar con pantallas digitales o carteles, que las medidas tomadas contribuyen al ahorro energético. Actualmente, los locales estaban ya obligados a mostrar a los visitantes la temperatura y humedad en su interior.

Otro cambio importante, y que deberá llevarse a cabo a partir de ahora, será la obligación de apagar las luces de los escaparates de los comercios a las 22:00 h. También los edificios públicos desocupados tendrán que cumplir con la nueva normativa, en cambio, edificios como la Sagrada Família, no se verán afectados por este paquete de medidas, ya que será la patronal que la gestiona quien decidirá si se adhiere o no.

Además, el pack de medidas prevé obligatorio el uso de cierre automático de puertas en los espacios climatizados, que podrá consistir en un simple brazo de cierre automático para evitar que las puertas queden siempre abiertas.

Finalmente, se apunta que es necesario avanzar la inspección de eficiencia energética en aquellos edificios obligados (cuando la última inspección realizada sea anterior al 1/1/2021), antes del 31 de diciembre de 2022.

Desde el Departamento de Prevención de Riesgos Laborales de SERHS Serveis estamos a tu disposición para despejar cualquier duda que te pueda surgir respecto al nuevo plan de ahorro energético.

 

+ Prevención de Riesgos Laborales · SERHS Serveis